Una reciente sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia 97 de Madrid ha condenado a Allianz Seguros a indemnizar con 307.000 euros a un paciente que perdió la visión del ojo izquierdo debido al uso del gas oftalmológico Ala Octa, fabricado por el laboratorio alemán Ala Medics. Este gas se utilizaba en cirugía para adherir la retina en los casos en que se había producido un desprendimiento.

El Ala Octafue retirado del mercado en el año 2015 por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios en el año 2015, después de que se registraran varias incidencias.

Si bien la sentencia dictada por el Juzgado madrileño es la primera que reconoce la responsabilidad de una clínica privada, el diciembre del pasado año 2018 el Servicio Cántabro de Salud ya había sido condenado a indemnizar a otra paciente con 25.000 euros que perdió la visión completa de ambos ojos como consecuencia de los efectos del Ala Octa.

Las sentencias reconocen la responsabilidad del fabricante del producto, así como de su compañía de seguros Allianz, quien por la acción directa prevista en el artículo 76 de la Ley de Contrato de Seguro deberá indemnizar a los afectados.