Junto a los bonos convertibles Valores Santander, el Juzgado de Primera Instancia núm. 3 de Santa Cruz de Tenerife ha declarado la nulidad de las participaciones preferentes y del Seguro de Inversión Petrobolsa II que el Banco Santander “colocó” a uno de sus clientes. Igualmente declara la nulidad de dos préstamos que la entidad concedió a su cliente precisamente para que pudiera contratar los productos de riesgo.
Prevaliéndose de los nulos conocimientos financieros de su cliente, así como de su buena fe al confiar en el asesoramiento dado por el empleado de la sucursal, la entidad bancaria había convencido a su cliente para que contratara dos participaciones preferentes de la empresa SOS-Cuetara por un importe de 100.000 euros.
Dado el éxito obtenido con la primera contratación, tan sólo dos meses más tarde, el Banco Santander entidad volvió a recomendar a la demandante la suscripción de dos seguros de inversión por importe de 100.000 euros, llegando incluso a ofrecerle un préstamo para la adquisición de este nuevo producto.
Cuando los empleados de la sucursal constataron que la clienta confiaba en el asesoramiento que éstos le ofrecían, decidieron recomendarle la adquisición de unos Valores Santander por importe nominal de 100.000 euros. Estos bonos también fueron adquiridos a través de la contratación de un nuevo crédito.
La Magistrada entiende que la complejidad de los contratos exige disponer de una información precisa acerca de los mecanismos y evolución previsible de los mercados financieros de la cual la cliente ni disponía ni se le facilitó en el momento de la contratación, suscribiendo los contratos movida tan sólo por la confianza depositada en los empleados de la sucursal.
Por todo ello, el vicio en el consentimiento resulta tan palmaria que la sentencia dictada el pasado día 12 de abril de 2012 declara la nulidad de los cinco contratos, incluidos los préstamos concedidos para poder contratarlos, y condena a la entidad bancaria al pago de las costas judiciales.
Tras esta nueva resolución judicial, desde Basilea Abogados volvemos a animar a todos los afectados de los Valores Santander para que contacten con nosotros y soliciten nuestros asesoramiento sobre la mejor manera de encarar la reclamación frente a la entidad financiera, a fin de conseguir la restitución de su dinero.