La Sección 14ª de la Audiencia Provincial de Madrid, a través de una sentencia de 14 de julio de 2015, ha desestimado el recurso interpuesto por Banco Popular Español frente a la sentencia que el pasado 5 de noviembre de 2014 dictó el Juzgado de Primera Instancia 41 de Madrid por la que se anulaba el contrato de bonos convertibles por acciones suscrito en 2009 por un empresario, y cuya inversión ascendía a 50.000 euros.

La sentencia analiza de manera exhaustiva la prueba practicada, así como la naturaleza y funcionamiento de los bonos convertibles que el Banco Popular comercializó en 2009 entre una amplia cartera de clientes minoristas. La resolución judicial concluye que el folleto informativo que la entidad hizo firmar al cliente es complejo y de difícil comprensión, al igual que la documentación contractual firmada en mayo de 2012 con motivo del canje por nuevos bonos que llevó a cabo la entidad. Esta segunda operación también ha sido anulada.

Un aspecto de vital importancia coincide con lo que Basilea Abogados viene sosteniendo desde las primeras demandas interpuestas, y es el hecho de que según el propio folleto de la emisión estos bonos estaban destinados a clientes mayoristas, y no a clientes minoristas como son la gran mayoría de los afectados.

También es destacable el hecho de que la Audiencia Provincial concluya que Banco Popular prestó una relación de asesoramiento financieros a su cliente, por lo que en lugar del test de conveniencia debería haber confeccionado el llamado test de idoneidad, mucho más exhaustivo y que garantiza mejor los derechos del cliente.

En Basilea Abogados estamos convencidos de que esta sentencia, por su vital relevancia, sentará a partir de este momento las bases de las futuras resoluciones que se dicten a favor de los afectados de estos bonos convertibles del Banco Popular.