A través de una sentencia del pasado 16 de junio de 2014, hecha pública en el día 24, el Juzgado de Primera Instancia 4 de Burgos ha resuelto el contrato de compraventa de vivienda sobre plano que un cliente había suscrito con MARTINSA FADESA el pasado mes de noviembre de 2007.

La constructora se había comprometido a entregar la futura vivienda en el mes julio de 2009, la cual sería construida dentro del proyecto conocido como “Ciudad Jardín Soto Real” sito en la localidad de Paramillos de Buniel (Burgos). Sin embargo, cinco años después, las obras de construcción no sólo no han comenzado, sino que MARTINSA FADESA se ha negado a devolver a su cliente las cantidades satisfechas por éste, en este caso nada menos que casi 30.000 euros. La demandada sostenía que el crédito de su cliente debía considerarse como un crédito concursal, y que por tanto debía someterse a la quita y espera acordadas en el convenio aprobado por el Juzgado de lo Mercantil de La Coruña, en el que quizás haya sido el mayor procedimiento concursal de la historia de nuestro país.

Tras el estudio de la situación, el equipo de Basilea Abogados interpuso la correspondiente demanda solicitando no sólo la resolución del contrato de compraventa, sino también que el crédito de su cliente fuese considerado como crédito no concursal (o crédito contra la masa), y que por lo tanto MARTINSA FADESA fuese obligada a reintegrar de manera inmediata a su cliente todas las cantidades satisfechas.

La sentencia, que analiza pormenorizadamente la naturaleza del crédito de las familias afectadas por la quiebra de MARTINSA FADESA, concluye que sin perjuicio de la calificación que al mismo le haya podido conceder la controvertida administración concursal de la constructora, nada impide que los clientes puedan solicitar la resolución de un contrato basada en el incumplimiento de la constructora y que por tanto tengan derecho al resarcimiento de los daños sufridos y al abono de los intereses. Además el Juzgado condena a la constructora al pago de las costas procesales causadas.

Las familias afectadas por la quiebra de MARTINSA FADESA, y que nunca recibieron sus viviendas, celebran esta nueva resolución judicial obtenida por Basilea Abogados, pues abre el camino para recuperar las importantes cantidades que pagaron y que hasta ahora no habían recuperado.