Derecho Concursal

El procedimiento concursal es sin duda uno de los escenarios jurídicos más complejos a los que puede tener que enfrentarse una empresa. A la difícil tarea de asimilar todos los trámites, normas e incidentes que pueden llegar a darse a lo largo de un concurso, se añade el desgaste económico y anímico que sufre cualquier empresario que atraviesa esta situación. Por eso nuestro departamento de Derecho Concursal cuenta con los más experimentados profesionales que facilitan un asesoramiento práctico y constructivo. Y lo hacen con un objetivo común: superar la situación de insolvencia y dar continuidad al proyecto empresarial.

El área Concursal de Basilea Abogados tiene gran experiencia en el asesoramiento y defensa de empresas, pertenecientes a todos los sectores de nuestra economía, que han atravesado una situación de insolvencia. Hemos ayudado tanto a compañías con graves crisis financieras como a legítimos acreedores en numerosos procedimientos concursales y preconcursales, negociando acuerdos de reestructuración y convenios de acreedores, reclamando créditos, promoviendo incidentes sobre su calificación, y ejercitando tanto acciones rescisorias como procesos de liquidación. Entre otros procedimientos concursales destacados, Basilea Abogados ha intervenido en los concursos de Inversiones Nueva Rumasa S.A., Air Comet S.A.U. o Clesa S.A.

Nuestro equipo está formado por abogados que cuentan con los conocimientos y experiencia necesarios sobre las distintas áreas que exige cualquier procedimiento concursal, en especial derecho societario, laboral y procesal. Sólo así están garantizadas la correcta comprensión de la situación de cada cliente y el encuentro con las soluciones adecuadas. En un procedimiento concursal siempre llevamos la iniciativa.

En Basilea Abogados tampoco nos olvidamos de proteger la responsabilidad de los administradores de las empresas sometidas a concurso. Diseñamos, paralelamente al proceso concursal, un plan específico de prevención que protege al administrador de las acciones sociales o individuales que puedan presentarse contra él. De esta forma conseguimos salvaguardar su patrimonio personal, a la vez que le protegemos ante posibles acciones penales derivadas de su gestión.

Trabajamos con un objetivo común: superar la situación de insolvencia y dar continuidad al proyecto empresarial.