Gracias a una sentencia del pasado 9 de mayo de 2018, Basilea Abogados ha conseguido que el Juzgado de Primera Instancia 4 de Zaragoza condene a Seguros Bilbao a pagar a su asegurado los 78.307,95 euros pactados en la póliza de vida que el asegurado había contratado con la aseguradora, a través de un corredor de seguros, en noviembre de 2008. En el año 2016 el asegurado fue declarado en situación de incapacidad permanente absoluta, procediendo a dar parte de siniestro a su compañía de seguros a fin de que ésta abonara las coberturas pactadas en la póliza para el caso de incapacidad.

Sin embargo, Seguros Bilbao rechazó el pago argumentando que el asegurado había faltado a la verdad a la hora de responder al cuestionario de salud al que supuestamente se le había sometido con anterioridad a contratar la póliza. La compañía afirmaba que su asegurado había ocultado graves patologías previas de las que, siempre según la versión de la aseguradora, llevaba muchos años siendo tratado.

Tras la celebración del juicio, la sentencia considera acreditado que Seguros Bilbao nunca efectuó al asegurado las preguntas del cuestionario de salud. Afirma el juez en la resolución que, gracias a la prueba pericial caligráfica practicada, debe concluirse que la firma que aparecía en el cuestionario de salud no era la del asegurado. Por esta razón, no resulta posible atribuir al asegurado el haber mentido a la hora de responder a unas preguntas que, en realidad, la compañía nunca le llegó a formular.

Por último, además de ser condenada a pagar las cantidades previstas en la póliza, la aseguradora también deberá pagar los intereses punitivos del art.20 de la Ley de Contrato de Seguro y las costas del procedimiento.

Si lo desea, puede consultar todos los detalles de la sentencia en el siguiente enlace

Esta sentencia ha sido recogida en un artículo periodístico de ConfiLegal